andrea.lopez.gh@gmail.com
Sin título
17 octubre, 2014
| Escrito por Andrea López

Perros que se sientan a la orden de ‘¡Sit!’, gatos que aprenden a abrir y cerrar puertas, e incluso loros que se aprenden tu nombre. Las capacidades de los animales son, cuanto menos, fascinantes. Pero más fascinante es este vídeo.

Su protagonista, pequeño y con bigotes, demuestra que no hace falta tener una cabeza demasiado grande para ser inteligente. No solo aprende trucos sencillos, si no que encima sabe jugar al baloncesto y… ¡al tres en raya!

¿A qué esperas para ver a este ratolín en acción?