miriam.roberto.gh@gmail.com
1458917
19 diciembre, 2014
| Escrito por Miriam Roberto Velert

La siguiente historia, cuyo protagonista es un perro llamado Derby, te llegará al corazón.

El animal nació con una deformación congénita en sus patas delanteras que le impedía moverse adecuadamente, por lo que cuando fue adoptado por el grupo de descate canino Peace and Paws, pronto decidieron ayudarle. Para ello, sus dueños decidieron contratar la construcción de una prótesis 3D que le permitiera sostenerse y andar como cualquier otro perro.

Un trabajo que costó 5.500 dólares, pero que según sus dueños valió la pena después de ver a Derby correr felizmente.