raquel.sanchis.gh@gmail.com
Pantallazo
18 noviembre, 2014

Este profesor tiene como medida hacer que sus alumnos pongan el manos libres de su teléfono móvil cuando reciben una llamada que interrumpe su clase.

Cada vez que un teléfono suena, su dueño debe de coger la llamada y compartirla con el resto de la clase.

Lo que el profesor no se esperaba es que la joven que coge el teléfono fuera a recibir una noticia como la que le van a dar en ese momento y es que le llaman para confirmarle que está embarazada.

Hay que decir que la reacción del profesor antes de saber que se trata de una broma es muy humilde.