raquel.sanchis.gh@gmail.com
Pantallazo-1
27 noviembre, 2014

Las barbas se han puesto de moda y es muy común ver por la calle a hombres con barba de un par de días, de una semana o incluso barbas hipsters.

Sin embargo, a veces es bueno que le enseñemos a la gente nuestra verdadera cara o, al menos, nuestra cara despejada, pues se podrían llevar sustos como el que se lleva esta pequeña.

Su padre no se había afeitado la barba desde antes de su nacimiento, por lo que la niña no había visto nunca antes a su padre sin ella. Era de esperar que acabara llorando desconsolada ante el desconocido que se oculta tras la toalla. ¿Qué le habrán hecho a su padre?

La pobre estaba jugando con su padre a ‘cu-cu’, pero de repente ¡alguien cambió a su padre por un desconocido sin barba!

El desconsuelo de la pobrecilla es de aúpa y es de esperar después del susto que se lleva, pues la verdad es que sin barba su padre parece otra persona.