mireya.valiente.gh@gmail.com
20 octubre, 2014
| Escrito por Mireya Valiente

¿Crees que sería posible que un insecto sobreviviera bajo la piel de una persona? No es la primera vez que se escucha que algún tipo de insecto tropical se ha instalado en alguna de las cavidades humanas y ha dejado sus larvas. Sin embargo, a este chico australiano de nombre Dylan Thomas le ha ocurrido algo que jamás imaginarías.

Y es que durante sus vacaciones en Bali una araña venenosa accedió al interior de su piel a través del ombligo sin que el se diera cuenta. Al despertarse una mañana comprobó que tenía la zona irritada, pero no le dio mayor importancia.

La alarma comenzó a encenderse cuando la irritación se extendía en una larga cicatriz hacía el cuello, una marca roja que iba creciendo día a día. Tras acudir al médico, la sorpresa fue cuando al cortar con el bisturí encontraron al arácnido campando a sus anchas por el cuerpo del turista.

Al parece la araña había conseguido sobrevivir en la capa más exterior de la piel del joven y estaba dejando todo su rastro.