arturo.mico.gh@gmail.com
8 octubre, 2014
| Escrito por Arturo Micó

Tras ver este vídeo se podría decir que los temerarios espectadores gastaron toda la suerte que les quedaba en vida.

Durante una competición un coche perdió la estabilidad al tomar una curva a gran velocidad, el público se encontraba muy cerca de la carretera y aunque el vehículo comenzó a dar vueltas de campana justo delante de ellos… ¡no sufrieron ni el más mínimo rasguño!

En cuanto vieron la que se avecinaba reaccionaron apartándose cuanto apenas pero milagrosamente el coche pasó por encima de ellos sin siquiera despeinarles y lo mejor de todo es que aunque acabó en siniestro total hasta el conductor salió ileso.