miriam.roberto.gh@gmail.com
Sin título
23 octubre, 2014
| Escrito por Miriam Roberto Velert

Imagina que entras en un baño público y cuando vas a mirarte al espejo no ves tu reflejo, pero los demás si pueden ver el suyo.

Esto es lo que les sucede a las víctimas de la siguiente broma, donde dos parejas de mellizas se colocan una enfrente de la otra y comienzan a imitar mutuamente sus gestos, haciendo creer a las mujeres que entran al baño que no poseen reflejo alguno.

Lo que estas personas no saben es que nunca existió tal espejo. Y tú, ¿cómo reaccionarías ante esta situación?